Usted está aquí: Oraciones Canciones Católicas



Comenzaste a hacerte pan

Comenzaste a hacerte pan en Belén
sol pequeñito en nuestra noche.
Aprendiste en Nazareth de ellos dos
el gesto manso de la entrega.

Niño que en Jerusalén te entregaste
de una vez a las cosas del buen padre.
Debe tu cuerpo crecer para poderse
ofrecer como pan a nuestro hambre.

Mi cuerpo es esto, mi sangre es esta,
que por ustedes doy.
Coman y beban, crean y vivan
que para siempre soy, soy Yo, soy Yo.

Se multiplicó tu amor, se partió
todos saciados y aún sobraba.
Se mostró tu intimidad,
eres Pan que sólo vive por donarse.

Noche de Jerusalén, Cristo Pan entrégate
eres Tú nuestro cordero,
cena, huerto, beso y cruz, y tu entrega
Pan Jesús, fue más fuerte que el madero.